Síguenos a través de tu correo electrónico

domingo, 30 de octubre de 2011

La importancia de la LIBERACIÓN en el adiestramiento


Este concepto es quizás el que más le cuesta entender a los propietarios al principio, que razonablemente creen que un sentado o un tumbado terminan cuando el perro ha adquirido la posición, o como mucho cuando recibe su gratificación o premio (aunque no es exactamente lo mismo, me lo apunto para otro post). Un sentado, un tumbado o cualquier otro comando que le enseñemos a nuestro perro deben terminar cuando nosotros se lo indiquemos, cuando nosotros le liberemos. Nosotros este concepto se lo enseñamos a nuestros perros desde la primera sesión, introduciendo un comando propio para la liberación, como puede ser un Ale, o Ya está. Hasta que no se lo indiquemos el perro debe seguir haciendo lo que le hemos pedido, si estamos siguiendo la comida debe continuar siguiendo la comida, si estamos en un sentado debe seguir sentado, debe permanecer realizando la última acción que le hemos pedido.
            Por tanto, esto puede parecer que es lo mismo que un “QUIETO” pero no es exactamente igual aunque puede parecer semejante. Me explico, hace algún tiempo nosotros también enseñábamos esto mediante un “quieto”, pero nos dimos cuenta de que estábamos enseñando a nuestros perros un comando más que no tenía mucho sentido y que a la vez era muy complejo, ya que un quieto si el perro está sentado es diferente a un quieto si el perro está tumbado. Es por esto por lo que le dimos la vuelta a la tortilla y a la vez hicimos más fácil el adiestramiento para los perros, que al fin y al cabo es nuestro principal objetivo. La liberación consiste simplemente en mantener la última conducta hasta que yo te lo indique, y así es cómo actualmente se lo enseñamos a nuestros perros y a los de nuestros clientes.

         
          Además, el enseñárselo así tiene muchas ventajas para nuestros perros:
·         Desarrollan una mayor estabilidad
·         Desarrollan un mayor auto-control
·         Aprenden a concentrarse más y mejor
·         Se aíslan mucho más de los estímulos externos
·         Aumenta interrelación con su propietario y guía
·         Se consigue una mejor obediencia

       Si el perro se desconecta de nosotros una vez que recibe la comida algo esta fallando ya que no esta captando el significado del concepto de la liberación, de hecho se está liberando él mismo por decirlo así. Deberíamos analizar todo nuestro proceso y si es necesario volver unos pasos atrás.
Una vez aprendido se puede poner en práctica en multitud de circunstancias, integrándolo en el juego de forma que por ejemplo el perro no puede ir a por la pelota hasta que se lo indiquemos, o incluso podemos jugar a esconderle cosas por la casa debiendo permanecer el perro donde le indiquemos hasta que escondamos el objeto; o durante el paseo diario, cuando vayamos a cruzar una carretera, o si vamos a entrar en alguna tienda.

martes, 11 de octubre de 2011

Revista SalvanOS

Os invitamos a ojear el último número de la revista SalvanOS, revista digital de la protectora murciana del mismo nombre, un buen ejemplo a seguir. En esta ocasión nos cuentan la historia de Fenix, un pequeño Yorkshire que un día apareció en un colegio, una historia de caballos, asnos y mulos, un interesante artículos sobre la Dermatofitosis y muchas historias más.




Revista SalvanOS